¡POR FIN ALGUIEN ME SONRÍE!

fullsizerender

¡Por fin alguien te sonríe!

Hay un camino muy doloroso desde que te diagnostican el cáncer hasta que llega el primer día del tratamiento. Hasta que sabes cuál es el camino que te toca recorrer y empiezas a andar. El dolor más profundo te lo provoca el interrogante de la duda.

Durante algún tiempo estuve zombi, como un autómata. No lo olvidaré. Buscaba una respuesta, una esperanza, una sonrisa. Solo encontraba caras serias, diagnósticos técnicos que no entendía muy bien. Yo solo quería saber ¿me puedo curar? ¿Se puede hacer algo? ¿Qué es lo que tengo que hacer? No quiero poner ni una línea de tristeza en mis palabras, pero a decir verdad, siempre, muy silenciosa y penetrante, surge la más terrible de las preguntas ¿me voy a morir?

Mucha gente con buena voluntad te aconseja, te dice… acaba contándote su caso sin estar dentro de ti. Se lo agradeces, pero en esos momentos no buscas consuelo sino soluciones y no sabes todavía si las hay.

img_0721

Un día entré en un hospital…

Después de diversos recorridos por especialistas un día entré por la puerta de un hospital. Era ya el mes de agosto. Tenía cita en oncología. El hospital en aquellas fechas estaba solitario. Oncología y radioncología estaban en la planta baja. Al llegar entré en el nuevo mundo. Aquello no estaba vacío. Lleno, a rebosar. Empecé a palpar donde estaba y con quien. Muchas personas en consulta y tratamiento. Muchas. De todas las edades.

Mientras esperaba mi cita examiné algunos rostros. Ellos me examinaban también a mí. Algo nos enlazaba y unía sin palabras. No percibí ni un gesto de sufrimiento. Preocupación si acaso, pero me sentí identificada desde el primer momento con todas aquellas personas.

¡Dios mío! Cuando más absorta estaba suena mi nombre tras una sonrisa amplia y sincera de una enfermera ¡¿Alejandra Dávila?!

En la puerta del despacho está ya una mujer joven y dinámica que me planta dos besos y me invita a pasar y sentarme. Con la sencillez de la humildad y la modestia me habla con la verdad por delante. Por primera vez empiezo a entender. Por primera vez tengo delante alternativas y un tratamiento. ¡Quiero empezar! Grito por dentro. Me enseña el túnel oscuro por el que tengo que atravesar. La salida no es segura y siempre va a ser larga. Ella va a ser mi radioncóloga, mi lazarillo durante el camino.

Por primera vez me han sonreído. Me ha sonreído ella y su verdad, cruda y dura, pero también me ha enseñado un camino. Quiero empezar.

Detrás de una máscara, disfrazada de Spiderman, voy a radiarme durante más de un mes.

img_0664-1

Detrás de una máscara, disfrazada de Spiderman

Salgo agradecida, muy agradecida y enterada. La duda da paso a la voluntad de poner todo de mi parte.

Es otra mujer joven la que me recibe a continuación. Su sonrisa la delata, experiencia y sabiduría se mezclan con la bondad de la que va a ser mi oncóloga. El lazarillo que me faltaba para el otro brazo.

Hay que empezar también con la quimioterapia. Todo me parece ya normal y el ánimo me invade a cada momento. He entrado en un sito distinto. No hay nadie del que no pueda hablar sin emoción. Es como si cada una de las personas que allí nos tratan, nos cuidan, te estuviesen dando un pedacito de su vida para que tú recuperes lo que le falta a la tuya.

Tuve también, no puedo olvidarlo, un bastón donde apoyarme en ¡tantos momentos! Ella me acompañó cada instante sin dejar que tropezase con los muchos obstáculos que he tenido que atravesar. No es médico, pero es medicina.

Hoy tengo amigos en cada esquina del hospital. He pasado allí más de un año entre tratamiento, revisiones, consultas y hospitalizaciones.

Forman parte de mi vida y me están dando vida. Su humildad y sencillez no me permite citarlos. Curan y se entregan todos, desde la dirección hasta el servicio más olvidado. Allí te transmiten alegría que es la mejor medicina que un enfermo de cáncer necesita. Por lo menos en mi caso.

¡Por fin, alguien me había sonreído! Había esperanza.

img_0595

Era la hora y el momento…

Era el momento y hora de entrar en el túnel y combatir contra aquel enemigo llamado cáncer.

2 de octubre 2016

Alejandra Dávila López

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

32 respuestas a ¡POR FIN ALGUIEN ME SONRÍE!

  1. Antonio Vidal dijo:

    Animo Alejandra. vas a curarte y salir de esta enfermedad !

    Me gusta

  2. elavilla42 dijo:

    Alejandra, estoy seguro de que esa actitud tuya que describes tan bien es la buena. Síguela.

    Un abrazo,
    ENRIQUE LAVILLA

    Me gusta

  3. José Sánchez Tinoco dijo:

    Querida Alejandra, no he tenido el placer de
    conocerte en persona, pero conozco a tu padre
    y como dice el refrán ” De tal palo tal astilla ”
    Admiro tu valor y entereza, a mí también me
    diagnosticaron un cancer y se lo que en ese momento
    se siente, gracias a Dios está ya superado.
    Te deseo todo lo mejor y estoy seguro que con la
    ayuda De Dios y de tu fortaleza tú también lo
    superaras.
    Un fuertísimo abrazo.

    Me gusta

  4. José Sánchez Tinoco dijo:

    Querida Alejandra, no he tenido el placer de
    conocerte en persona, pero conozco a tus
    padres
    y como dice el refrán ” De tal palo tal astilla ”
    Admiro tu valor y entereza, a mí también me
    diagnosticaron un cancer y se lo que en ese momento
    se siente, gracias a Dios está ya superado.
    Te deseo todo lo mejor y estoy seguro que con la
    ayuda De Dios y de tu fortaleza tú también lo
    superaras.
    Un fuertísimo abrazo.

    Me gusta

  5. Yolanda dijo:

    Eres muy grande. ¡A seguir adelante! Tienes muchos bastones en los que apoyarte

    Me gusta

  6. colconad dijo:

    Permíteme dirigirme a ti como “Querida Alejandra” porque en verdad, te haces querer.
    Es fácil caer en tópicos porque como tú dices “Mucha gente con buena voluntad te aconseja, te dice… acaba contándote su caso sin estar dentro de ti. Se lo agradeces, pero en esos momentos no buscas consuelo sino soluciones y no sabes todavía si las hay” así es que solo puedo agradecerte la fuerza que nos transmites y la esperanza con la que lo vives.
    ¡Qué mujer!!!
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  7. raquel camacho dijo:

    Cuando pase todo esto..tendrías que dedicarte a escribir un libro…de lo que sea, porque hay que ver que manera de narrar la historia tienes…Como siempre mucha fuerza y muchos bsos

    Me gusta

  8. Marina San Martin dijo:

    Todos contigo Jana!!! Siempre…
    Un abrazo

    Me gusta

  9. Lola dijo:

    Solo puedo decirte que TE QUEREMOS❤️❤️❤️❤️❤️

    Me gusta

  10. ERES LEGITIMA HEREDERA DEL AMOR Y BONDAD QUE TUS PADRES HAN SEMBRADO TIENES TODO EL DERECHO DE RECOGER ESA COSECHA Y NOSOTROS DE QUERERTE Y APOYARTE EN TU LUCHA DIARIA ANIMO VALIENTE.

    Me gusta

  11. Antonia Correa dijo:

    Hola de nuevo Jana. Mientras leía tu blog tenía la impresión de vivir los momentos que relatabas y entiendo tus dudas. Todo ser humano se resiste a perder la fortaleza que la salud le proporciona. Entiendo tus dudas, hay tanta humanidad en ellas….
    Lucha Jana, porque la misma lucha te dará la fuerza. Mucho ánimo, sabes que te queremos.
    Antonia y Domingo.

    Me gusta

  12. anajunqme dijo:

    Avanzando en el verdadero encuentro con el otro; miradas que nos regalan todo un mundo de esperanza y fortaleza. Ese es tu mundo ahora. No cabe lo falso, no tiene lugar.

    Ánimo!

    Me gusta

  13. Lorena dijo:

    Alejandra , eres una luchadora yo te admiro y te tengo un gran cariño …vamos a poder con esto 💪🏻💪🏻💪🏻💪🏻😘😘😘

    Me gusta

  14. José Antonio Benito dijo:

    Hola Alejandra, poco te puedo decir sobre lo que as publicado, cuando leía tu escrito me sonreía diciendo , anda pero si es mi vida.
    Yo he pasado esactamente por lo mismo, punto por punto y hoy estoy fenomenal.
    He asumido mi nueva vida y menos hablar no hecho en falta nada, yo soy laringectomiatotal, he asumido mi nuevo estado y mi consiga es seguir adelante.
    Te deseo que seas fuerte, que luches moralmente y el resto lo hacen los Médicos.
    Dice el credo Legionario, jamás estarás cansado hasta caer reventado, yo lucharé contra el hasta mis últimas fuerzas.
    Se fuerte y sigue haciendo vida normal y olvídate de ese mal rato, un abrazo.

    Me gusta

    • Pufff!!!que decirte entonces que no sepas….que seguiremos luchando!!y que nos haremos oir aunque no tengamos voz!!un abrazo fuerte compañero de batalla!

      Me gusta

      • José Antonio Benito dijo:

        Hola de nuevo Alejandra, este verano es el primero que paso con esta nueva situación, te voy acontar mis burradas oh mis ganas de superación, a la semana de dejar la radio después de treinta sesiones y cuatro de quimio, me fui con mis antiguos compañeros a Ceuta, desfile como en mis viejos tiempos, me lo propuse y lo conseguí, está débil, ya que no podía comer, sólo batidos facilitados por los médicos, lo conseguí.
        Llego la playa, yo buceaba ahora tengo que pasear y que las olas me mojen los pies.
        Pues NO yo tengo que seguir y luchar contra este mal, con mis apositos me meto debajo de las olas y nado con una mano, cinco brazadas, mi familia me riñe, yo tengo que saber hasta dónde llego, lucha y vencerás, yo tengo 65 años y nada me parara, se más que antes y camina sonriendo, un abrazo.

        Me gusta

  15. Andrés dijo:

    Alejandra has escuchado hablar de la nueva medicina germánica?he leído algo y lo veo interesante y natural. Ojalá vaya todo bien. Ánimo desde Sevilla.

    Me gusta

    • No he oido nada!!lo miraré!gracias!

      Me gusta

      • Daniel dijo:

        La nueva medicina germánica es una peligrosa pseudoterapia que propugna que el cáncer está causado por conflictos emocionales y anima a sus pacientes a abandonar el tratamiento médico. Ni siquiera permite el uso de analgésicos, por lo que sus víctimas mueren con atroces dolores. Su creador, un tal Hamer, es un criminal condenado en varios países, entre ellos España, y se encuentra prófugo de la justicia.
        Han salido algunos movimientos que copian las tesis de Hamer: bioneuroemoción y biodescodificación, por ejemplo. Ni que decir tiene que todas estas terapias son falsas y provocan muertes innecesarias
        Le adjunto un dossier con información. Le animo a que busque información fiable. La Asociación para protger al paciente de terapias pseudocientíficas APETP estará encantada de atenderle.
        Un fuerte abrazo. Con a medicina científica y el apoyo de sus seres queridos no dudo en que superará su enfermedad
        https://docs.google.com/document/d/1if3tkKoSJaoCUoESn20EA0mqABlASoe-olLqFJxj_Qw/mobilebasic

        Me gusta

      • Muchisimas gracias!!!!

        Me gusta

  16. Juan Zato Paadin dijo:

    Hola Jana, guapa!.
    En mi anterior comentario te pedía,casi te exigía, “una sonrisa asi de grande” todos los dias,al levantarte,mirandote al espejo… Con ella Moncho,el oncólogo de Lila,la recibía en su consulta,así se lo “exigia” a ella,así me lo pedía a mi también
    Esa sonrisa es FUERZA,es ANIMO, es CONVENCIMIENTO
    Que bien te lo expresa José Antonio Benito!!
    Otro BESAZO,GUAAAPA!!

    Me gusta

  17. CRISTINA BARRON RIVERA dijo:

    es increible tu manera de contarnos tu historia, la delicadeza al describirnos todo lo que sucede alrededor de todo ese mundo y sin embargo sin tapujos y utilizando las palabras adecuada, una semana mas me dejas sin palabras, eres fuerte Jana y admiro con la valentia que has afrontado esta enfermedad y con las ganas que estas luchando, no pierdas nunca esa sonrisa porque esa es la que vas a tener cuando consigas ganar esta batalla, cuidate mucho que a la vida solo hay que echarle cojones y de eso estoy viendo que te sobran, un besazo enorme

    Me gusta

  18. Olga dijo:

    Hola, preciosa. Verás como esa sonrisa de ahora se convierte en una permanente, y si en algunos momentos te cuesta, tenemos cienes para darte nosotros. Ëres una jabata. Un montón de besos, guapa.

    Me gusta

    • Jose Antonio Benito de la Peña dijo:

      Hola Alejandra, me as arrancado una sonrisa, leyendo tu escrito del 18 de Septiembre estás escribiendo mis pasos, los mismos que yo di en su día, la diferencia es que yo llevaba diez años con este tema y siete limpiezas de cuerdas, pero eres un clon a mi experiencia, gracias por hacerme sonreír. Un fuerte abrazo y se valiente.

      José Antonio Benito de la Peña

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s