EL TRATAMIENTO. MIEDO A QUEDARTE SOLA

img_0805

Mientras dura el tratamiento hay esperanza

Allí me encontré. Un tratamiento de radio durante más de un mes alternando con sesiones de quimioterapia.

Mientras dura el tratamiento hay esperanza. Acudes a tu cita diaria como el que va a librar una batalla. Te arreglas y pones guapa. No quieres que el enemigo te vea vencida de antemano. Allí nos encontramos todos los luchadores armados para la gran batalla. Las mismas caras que cada día te sonríen y te cuentan cómo evolucionan. Unos mejor, otros peor, otros… Es la crudeza del dolor. A pesar de tanto dolor no creo que haya un lugar en la tierra donde abunde tanto la esperanza, auténtica, de verdad, y se goce de tanta belleza. Tenéis que descubrir la belleza que una enfermedad puede expresar desde el rostro. Se suaviza la mirada que busca encuentros, intercambios y sonrisas. Los gestos de la cara son amables y compasivos. Todo se vuelve más complaciente y tierno. Es la estética del cáncer. Hundidos los ojos, sin pelo, manos temblorosas… hay una inexplicable expresión de belleza en aquellos rostros. ¿Será la esperanza? ¿Será que aflora el alma y aquellos ojos miran más allá de lo cotidiano? No sé  explicaros lo que allí veía y sentía a diario. Sí puedo deciros que me encontraba en un lugar de sufrimiento, pero me encontraba a gusto, muy a gusto. Entre tanto sufrimiento aflora y deslumbra el sacrificio compartido. ¡Luchadores! Cada victoria es tu victoria y cada derrota… cada derrota es también tuya.  Agarrados a la vida a través de una sonda que inyecta esperanza. Nada sabes de lo que entra en tus venas. Da igual. Es esperanza. No sabéis como uno confía en lo que te están haciendo.

img_0598

Tienes miedo a que termine el tratamiento

Tienes miedo a que termine el tratamiento y empiece la hora de la verdad. A quedarte sola con tu enfermedad. ¿Volverá? Que terrible palabra recidiva. Nunca antes la había oído. Mientras estás en tratamiento te rodea el mundo del cáncer. El de los luchadores, valientes y sacrificados. El del amigo y compañero que sufre contigo. El de médicos y enfermeras que te animan, te miman y te empujan hacia adelante. ¡Cuánto vale su sonrisa! ¡Cuánto vale su esperanza! y cuanto hay que ayudarles para que sigan y logren cercar a este enemigo de una vez por todas.

Un día termina el tratamiento. Te quedas sola en casa esperando sus efectos. Y sientes miedo. Te analizas a diario. Síntomas. ¿Estoy mejor? Los efectos se hacen notar, pero el miedo también. Estoy segura que muchas de las veces que he ido a urgencias fueron por miedo. Vivir con miedo es peor que vivir con el cáncer. Sobre todo cuando te falta fuerza. Fuerza para levantarte y caminar, para seguir luchando. Pero esa fue mi batalla, mi familia el sustento y creo que logré vencerlo. No tengo miedo, pero sé que en cualquier momento puede asaltarme. Intento estar preparada.

El día que tuve que volver a mi primera revisión iba con el miedo a los resultados, pero la alegría de volver a encontrarme con mis compañeros de batalla lo amortiguó hasta hacerlo desaparecer. Y allí fui llena de esperanza.

Os lo contaré en los próximos días.

img_0806

Si no podéis calmar, consolad

Lo que hoy he pretendido transmitiros lo he escuchado hace muy pocos días. Está resumido en unas frases de gran belleza que quiero compartir con todos vosotros. Resumen lo que os he querido decir.

Si podéis curar, curad.

Si no podéis curar, calmad.

Si no podéis calmar, consolad.

Alejandra Dávila López

http://www.alejandradavila.es

Twitter: @alejandrdavila

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a EL TRATAMIENTO. MIEDO A QUEDARTE SOLA

  1. Lorena dijo:

    Alejandra,cada vez que te leo estoy más orgullosa de tí ,no sólo eres una gran luchadora sino un ejemplo de fuerza,de valentía y sobre todo de tener unas ganas locas de vivir (yo que tengo la gran suerte de conocerte y quiero decirte que siempre siempre has tenido y tienes una sonrisa,unas palabras bonitas y encima te andas preocupando de nuestros problemas )no cambies nunca y aunque ya lo sabes solo decirte que te quiero muchísimo.
    Esta batalla la vas a ganar 😘💋

    Me gusta

  2. anajunqme dijo:

    Describes perfectamente la belleza de la Esperanza, su fuerza. Nos conquista con la mirada; consigue el verdadero encuentro con el otro. El verdadero encuentro. Miradas.

    Cuando me preguntan cómo podemos las enfermeras trabajar en unidades como oncología, neurocirugía, pediatría, siempre a pie del dolor, les digo; si vierais lo que yo veo vosotros también querrías estar ahí.

    EL espacio de la esperanza, de la valentía, de la generosidad genera adicción. Son palabras-circunstancia que se contagian. Cuánto he de agradecer a las personas que he cuidado. Cuánto.

    Gracias Alejandra. Me has traído con tus palabras muchos recuerdos, emociones y aprendizajes que hicieron de mi persona algo mucho mejor.

    Abrazo enorme.

    No decaigas en tu palabra. «La narrativa de los otros ayuda a construir la propia», sigue escribiendo. 🙂

    Me gusta

  3. ana maria bravo vazquez dijo:

    Mucho ánimo Alejandra, sigo pensando en tu gran valentía. Un beso muy fuerte

    Me gusta

  4. antonio dijo:

    Una vez le hice una pregunta al doctor que trataba a mi esposa,mi pregunta fue: doctor si me quita usted la esperanza; porque la fe la he perdido, ¿que me queda?; y no me supo contestar,yo te animo a que nunca pierdas la esperanza..In abrazo; y que pienses que aun sigues en la lucha como el primer dia.

    Me gusta

  5. carmen dijo:

    Alejandría, te admiro por la gran valentía que describes cuando nos expresas y compartes con nosotros tu realidad ante lo que estás viviendo. Mucho ánimo y sé que ésta batalla, la ganarás. !SEGURO!!!!! Un beso.

    Me gusta

  6. Charo Muñoz Reina dijo:

    Hola Alejandra, te entiendo perfectamente, tus palabras también describen mi historia con esta enfermedad aunque yo nunca pude ponerlas por escrito, la esperanza es lo que nos une, yo sigo luchando, pero me siento afortunada, otras personas se quedaron en el camino, y creo que no es tan malo el cáncer, te enseña a vivir mejor y a apreciar las cosas importantes.
    Un beso guapa, te sigo en Instagram.
    Charofenix

    Me gusta

  7. Loli Adeva dijo:

    ¡Hola Jana!, gracias nuevamente por compartir toda esta vivencia y sobre todo por contarlo con tanta positividad, estoy segura que estás ayudando a muchísima gente.
    Qué decirte, que eres taaaan valiente que es admirable.
    Un beso enorme guapísima.

    Me gusta

  8. ANDRÉS dijo:

    Comentarte que tu ejemplo, está sirviendo para otras personas no tan FUERTES como tu, para afrontar el mismo camino.
    GRACIAS POR COMPARTIRLO, no sabes lo que ayuda el saber cómo actuar en estos casos.

    Fuerte abrazo.

    Me gusta

  9. José M. Magallón dijo:

    Alejandra te pondré un “símil” militar, ante el enemigo aún inferioridad de condiciones no desfallezcas, plántale cara, no rehúses el combate, lucha yo sé que lo haces, que no desfalleces aunque haya días o ratos de sombra, aún nublado el sol sale cada día y los rayos del Señor te bendicen y te iluminan cada día.

    Me gusta

  10. Antonio Luján Jimenez dijo:

    Animo guapa

    Me gusta

  11. José Luis de Cárdenas Delgado dijo:

    Un besote bien grande, Alejandra!!! Gracias! Gracias! Gracias!

    Me gusta

  12. Te recuerdo alegre, bella e interesante y veo que sigues siendo alegre, bella, interesante y además una gran persona.
    Un beso y un abrazo enormes desde Pontevedra.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s