TENGO QUE CONTARLO: “ESTÁ MUERTA” (Primer Capítulo)

cabecera-blog2Ese día me levanté rara. Mi hija no iba a clase. No tenía nada importante y habíamos hecho nuestros planes sin que el resto de la familia se enterase. Cosas nuestras.

Nos levantamos, arreglamos y nos fuimos a una cafetería nueva que tienen unas tartas espectaculares. Pedimos dos, una de zanahoria y otra de queso. No hemos vuelto a ese lugar y más adelante sabréis porqué.

Empecé a encontrarme mal. Me costó mucho llegar al coche porque no podía respirar, pero no quise preocupar a mi hija y quería mantener la complicidad con ella y disfrutar de aquel momento después de tantos meses de sufrimiento. Llegué como puede al coche, casi arrastrándome. Tuve que parar varias veces para coger aire; aquello no era normal pensé. No sé cómo, pero llegué. Cogimos el coche y llegamos a casa. Mi marido trabajaba esa noche por lo que tenía que dormir. Antes de acostarse me debió notar preocupada porque me preguntó que si me pasaba algo. Le dije que estaba un poco fatigada, pero bien. Me propuso ir a urgencias y me negué.

Eran las 6 ya de la tarde y seguía igual. Mi marido llamó a la oncóloga a Madrid y sin dudarlo le dijo que nos acercáramos a urgencias para que valoraran mi situación. Nos pusimos en marcha. Mi hija quiso venir también, así que mi marido fue a por el coche y nosotras nos quedamos esperando en casa.

fullsizerender

El milagro sucede a diario…

¡Dios mío! No puedo describir lo que casi de repente sentí. Empecé con angustia a notar que me faltaba el aire, pero de nuevo no quise preocupar a mi hija y salí al balcón a tomar una bocanada de aire. Pero este no llegó, no entraba a mis pulmones.

Mi hija vio mi cara desencajada, abrió la puerta de casa y me obligó a bajar a esperar en la calle. No sabíamos lo que debíamos hacer. Mientras bajábamos las escaleras sentí la gravedad del momento. ¡Me moría!

La miré y le dije llama a una ambulancia hija…

Ella me miró a los ojos y no dudó un segundo. Yo estaba en una cruel lucha entre intentar respirar y escuchar como ella gritaba mientras llamaba al 112. ¡¡Mi madre no puede respirar!! ¡¡Mi madre no respira…!!

Ya en la calle comencé a revolcarme por el suelo, no podía respirar. Me estaba ahogando, me estaba muriendo tirada en la calle. Y yo me daba cuenta. Los gritos de mi hija retumbaban en mi interior: ¡Por favor!, ¡mi madre se está muriendo!

Yo no podía más. Notaba como si unas manos presionaran mi cuello. Veía como se amontonaba a mí alrededor la gente y nadie podía hacer nada. Luces, caras conocidas, otras desconocidas. De repente, mi marido. Recuerdo que entonces caí en sus brazos y ya no recuerdo más.

No sé si vi el túnel. No sé si había luz u oscuridad. Oía voces pero no sentía mi cuerpo. Entonces oí que alguien decía: “está muerta”. Sorprendida pensé: ¿se refiere a mí?

Abrí los ojos. Todavía oía los gritos de mi hija y en mi pupila la mirada de mi marido como si me fuera a perder para siempre.

Diez personas se abalanzaron sobre mí entre cables, mascarillas y demás artilugios. ¡Estaba viva y ni ellos ni yo podíamos creerlo!!¡Ya estaba allí de nuevo!

Estoy demasiado emocionada para continuar. No puedo seguir. Mis ojos están nublados y apenas pueden ver. Por esta semana ya está bien.

La dureza de este artículo merece parar y respirar. Lo siento por su cruda realidad pero a nadie quiero engañar. Las cosas han sido y son tal cual.

Hoy puedo respirar tranquila.

2016-11-17-photo-00003260

¡GRACIAS!

La próxima semana os lo seguiré contando. Sin tristezas ni llantos. Hay un camino que recorrer y, aunque no sea fácil, es posible. Quiero contarlo y deciros que hay que recorrerlo en compañía y con alegría. Cuando te falte la necesaria alegría mira a tu alrededor. Seguro que a alguno le sobra y te presta un poquito de la suya. Prestar alegría, apoyo y consuelo, es el mejor banco de inversión. Se llama misericordia y no solo tiene que ver con las miserias ajenas ni con la compasión. Tiene que ver con la necesidad del que la recibe y del que la da. Ambos son necesarios para que se produzca el milagro de la alegría y felicidad.

¡GRACIAS! Alejandra Dávila López

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a TENGO QUE CONTARLO: “ESTÁ MUERTA” (Primer Capítulo)

    • Verohugo dijo:

      Recuerdo ese día…..alguien muy cercana a nosotras lo vivió junto a ti y tu familia…..momento duro donde los halla y difícil de olvidar….pero estas aquí junto a nosotros haciendonos sentir fuertemente……eres un ejemplo a seguir….espero ansiosa el capítulo 2. Gracias por ser como eres…..😘😘😘😘😘😘😘😘😍😍😍😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘

      Me gusta

  1. Muchas gracias Alejandra por tu testimonio semanal que muchos esperamos como la mejor de las noticias. Hace falta optimismo como el tuyo. Adelante y contigo seguimos.

    Me gusta

  2. Juan M B dijo:

    Amiga Alejandra, tu testimonio me ha encogido el corazón, solo decirte que admiro tu valentía, tu entereza y tu amor por los demás, eres todo un ejemplo. Te deseo que la alegría soporte siempre tu esperanza. Un abrazo

    Me gusta

  3. digitaldimas dijo:

    Gracias.

    Me gusta

  4. Félix Torres dijo:

    JANA
    (Soneto con estrambote)

    Te leo, Jana, y trémulo al teclado,
    quisiera dar salida al sentimiento,
    y decirte, chiquilla, lo que siento:
    decirte que me tienes a tu lado.

    Hubo un tiempo, recuerdo, en el pasado
    en que fuisteis la sal, vida y contento;
    bullicio de esta casa, fresco un viento
    de luz y de alegría, no olvidado.

    De risas y carreras, y de lazos
    que tu madre, Pilar, os colocaba,
    y un chucho, que arrastraba las orejas.

    Y del color del cielo tus ojazos,
    tu cháhara locuaz, que no paraba…
    ¡Te leo, Jana, y trémulo me dejas!

    …y alentado en tu brío
    y fortaleza
    que llevas, de tu adentro,
    en la belleza.

    Félix, vuestro vecino.

    Me gusta

  5. Jose emilio dijo:

    Tuve el gusto de conocerte en casa de tus padres una vez y tengo el honor de contarme entre los amigos de tu padre.
    Te admiro….nos encoges el corazon con tu blog con tus palabras y tu entereza para luchar contra esa maldita enfermedad. Seguro que Dios aprieta pero no ahoga y todos te mandamos fuerza y energias para seguir saliendo adelante que tienes mucha gente que te quiere y te admira.

    Me gusta

  6. Hola Jana, guapa!
    Impresionante y duro tu testimonio de hoy.
    Nos pides para ti un poco de esa alegría que nos sobra..
    Yo te mando toda la que tengo, y también un besazo grande.
    Sigue fuerte, como sabes ser tú

    Me gusta

  7. Loli Adeva dijo:

    Ay Jana, sabía que lo que nos ibas a contar hoy iba a ser duro y por eso me he reservado un rato en silencio para leerlo tranquila. Tengo aún el corazón encogido sólo de intentar imaginarlo. Aun recuerdo cuando me contaste que te había pasado pero no sabía que había sido tan traumático. Espero que te sirva para sacar tanto dolor fuera y me alegra verte cada vez más tú, cada vez más guapa y cada vez más feliz. Un beso enorme Jana.

    Me gusta

  8. José Lucinio Fernández dijo:

    Queria Alejandra: sigo emocionado con tu entereza y fortaleza de ánimo. Con tu integridad y tesón saldrás adelante. Que Dios te bendiga

    José Lucinio

    Me gusta

  9. Wolfson dijo:

    Celebro que la Divina Providencia te haya concedido el estar contándolo s tus amigos.
    Un abrazo.

    Me gusta

  10. carmen dijo:

    Alejandra, eres todo un ejemplo por tu gran valentía y por tu entereza. Te admiro muchísimo y me emociono cuando te leo todas las semanas. Me transmiten muchas reflexiones y me cuestiono muchas cosas que nunca damos importancia, pero que me haces pensar e intentar ser mejor persona y sé que gracias a tu amor por los demás y por tus seres queridos, que fluye entre tus líneas, me hace intentar ser mejor. Te deseo de corazón, una vez más, ánimo y que sigas siendo fuerte. Permíteme que te mande un fuerte abrazo, desde Sevilla.

    Me gusta

  11. MARI CARMEN dijo:

    Hola bombón, aún recuerdo el dia que me lo contaste, me costaba llorar delante tuya, te ví tan entera contandome como fue que no quise hacerte llorar a ti, eres una campeona, ya sabes que te adoro , que eres un ejemplo a seguir y que siempre estaré contigo para lo que necesites. TU VOZ ES MI VOZ

    Me gusta

  12. Silvia Bailon dijo:

    Recuerdo tu mirada contándome como sucedió todo….eres muy valiente Jana y muy fuerte y mira ahora a la cantidad de personas que nos llegas contando esta etapa de tu vida, llena de dureza pero que tu has sabido ganarle, has sabido sacar el aprendizaje, aprender a valorar cada cosa, cada gesto, cada mirada, cada sentimiento…..
    Eres un ejemplo para muchísima gente entre la que me incluyo e inyectas positividad y muchísima fuerza…..te admiro profundamente y te quiero muchísimo!!

    Me gusta

  13. heliafada dijo:

    No sé ni que decirte, preciosa. Me he quedado bloqueada. Bueno, si, solamente una cosa: nunca, jamás, pierdas esa sonrisa que te llena la cara. Y tampoco olvides que nos tienes a muchos que no dudamos en darte un hombro cuando nos necesites. Mil besos para ti, campeona, y para tu familia que tanto te quiere.

    Me gusta

  14. Raquel Mendoza Navarro dijo:

    No puedo negarte mi falta de respiración mientras leía …
    Dolor en el pecho por esos gritos de tu hija ….
    Y esa mirada de tu marido …..
    Nadie dijo que fuese fácil pero merece la pena pues tienes muy buenos motivos por los que luchar,eres una guerrera espartana y lo demuestras día a día.
    Preciosas palabras que compartes y ayudas a ver esta vida de otra manera.
    Eres muy grande 💋💋💋❤

    Me gusta

  15. Josin Lazcano dijo:

    Un fuerte y respetuoso abrazo de legionario, del Caballero Legionario Josin Lazcano y de su fiel perro Trasgu.
    Gracias por tu ejemplo y mucho ánimo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s