LA ESPERA

img_2116

¡Feliz Año!

La vida es esperar. Esperamos para todo, lo bueno y lo malo. Es el envoltorio de la vida que tiene su esperanza en crecer, soñar, dar o recibir. Ser y estar permanentemente.

Recuerdo mis largos ingresos… Aquello sí que era una larga espera. Interminables días con sus inmensas noches en las que llegaba un momento que perdías esa noción de lo que es el tiempo. Ni los pasos que marcan las horas. Perdido en la longitud del tiempo no sabías si tocaba comer, cenar, respirar.

La segunda planta: ¡¡¡ONCOLOGÍA Y HEMATOLOGIA!!! Solo citar los nombres da miedo. Al principio no salía de la habitación. Pasaba las horas allí metida procurando pensar poco e intentando entretenerme entre visitas, tele, teléfono, largas conversaciones…, pero ante las amenazas de pinchazos por no moverme decidí salir de allí y dar largos paseos por el pasillo. ¡Qué pasillo tan largo! Recuerdo a mi padre y mi marido contando los pasos de punta a punta para ver cuánto medía exactamente. Mi primer paseo-pasillo fue como destapar mi alma. De repente te das cuenta de que no eres el único que vive entre esas paredes. Hay otros como tú, quizá peor que tú. Pasean con bolsas de colores colgadas de un aparato. El color azul es el más habitual (la quimio). Todo lo demás en el hospital huele y sabe a blanco. Te cruzas con la gente entre tímidas miradas de inspección y compasión. Todos nos compadecemos, todos somos iguales ante la humillación de la enfermedad. El cáncer humilla y te hace inclinarte ante el dolor y la altivez del ser humano. El que nunca ha estado de rodillas no sabe lo que es levantarse y mirar cara a cara. La humillación del dolor y la incertidumbre acaba haciéndote fuerte. La fortaleza exige sacrificio y pasar antes por trances, momentos críticos y decisivos.

largo-pasilll

El interminable pasillo del hospital

Por aquellos pasillos se cruzaban las miradas. Primero disimuladas, casi todos miramos al suelo. Caras pálidas y desencajadas. Ojeras, delgadez, miedo. Los ojos delatan al enfermo. El pijama del hospital es nuestra librea. Vestimenta de esperanza junto al mimo de los que te cuidan, personal sanitario y familiares.

Esa primera mirada entre el suelo y el techo deja caer un silencioso ¡hola! Una vez que rebasas el cruce de miradas comienzas a pensar.

¡Qué enfermedad tan dura!, tan incomprensible y lejana cuando no te ha rozado.

Recuerdo una chica joven con cáncer de útero. Tenía una niña pequeña que la iba a visitar los domingos. No podía evitarlo ¿Qué clase de vida es esta? Traes un hijo al mundo y así sin más tienes que dejarlo todo e irte.

¡La segunda planta! Pies que se arrastran por aquellos interminables pasillos de luchadores. Pasillos sin sonido, solo de esperanza cuando menos se espera.

Luchadores incansables que dejan su vida para buscarse hueco entre unas paredes que serán tu refugio mientras el combate se libra. ¿Sabéis lo que me pasó? De aquellos pasillos y de sus miradas saqué una fuerza que no puedo explicaros. Se la debo a los que con una sonrisa me saludaban todos los días y me daban ánimos. Se la debo a aquellos a los que el pasillo de la vida se les hizo demasiado largo y no pudieron terminarlo. A ellos les doy las gracias y por ellos debo y debemos seguir luchando.

La vida es una espera. Esperanza. Mi sentencia está al caer. Hoy sabré si tengo que volver a esa planta o seguir luchando desde casa.

La espera bloquea y llega el Año Nuevo. Todo es esperanza. Esa que descubrí en el lugar donde menos te lo esperas. En aquel largo pasillo que no llevaba a ninguna parte. Acercaros al dolor y a la enfermedad sin miedo. La humillación del dolor y el sufrimiento te harán más fuerte, pero sobre todo harás mucho bien al que está enfermo.

Lo descubrí en aquel largo pasillo donde los conceptos del tiempo y el espacio superan cualquier teoría física.

img_2115

Con la esperanza a cuestas

Hoy seguiremos esperando. Esperanza en la Navidad y el Año Nuevo.

Os deseo Feliz Año y os mando un beso muy fuerte. ¡Gracias!

Alejandra Dávila López

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a LA ESPERA

  1. Teresa Barrio dijo:

    Feliz año se fuerte no mires atrás ten Fe Rezó para que lo superes no lo dudes.

    Me gusta

  2. Cecilia dijo:

    Gracias una semana más por tu lección de vida y compartir con todos tus sentimientos más íntimos. Sea lo que sea, vamos a empezar el año con fuerza, con mucha fuerza!! Estoy contigo, tq 😘😘

    Me gusta

  3. Justi dijo:

    Feliz año nuevo guapísima le pido a Dios que el año entrante sea el que te mereces tener junto a tu adorada familia , un besazo !!

    Me gusta

  4. Juan Antonio Peinado Gallego dijo:

    Alejandra,Feliz Navidad en el Nacimiento de Jesús. Le deseo todo lo que se puede desear desde nuestro amor de Cristianos,sabedores de que la estrella brilla en nuestro corazón. Si tenéis Fe… Entendereis por que estoy aquí.

    Me gusta

  5. Pilar dijo:

    Todos deberiamos desde muy jóvenes visitar hospitales, por los que todos pasaremos inevitablemente. Y aprender. Hacernos mas humanos. Gracias por tu blog. Es muy necesario.

    Me gusta

  6. Felipe Espigares dijo:

    ¡Gracias a ti,Alejandría!

    Me gusta

  7. Conchita dijo:

    Janiña…….Ahora viene otro año…..ya paso lo peor……keda esperar con animo.
    FELIZ AÑO NUEVO…..FELIZ 2017……TE LO MERECES…..FELIZ ESPERA!!!!
    BICOS!!!!!

    Me gusta

  8. Rosana dijo:

    Me encanta leerte Jana. Como ya te he dicho,me pongo a tus pies mi niña. Mi valiente guerrera. Es increíble el cariño que le puedes coger a una persona a la que no conoces.
    Espero poder hacerlo algún día y darte un abrazo enorme. Ánimo mi niña,sigue luchando y poniéndonos los pies en la tierra con tus lecciones de vida. Un millón de besos Jana
    💞💞💞💞💞

    Me gusta

  9. Juan Chicharro dijo:

    Feliz año Alejandra y a seguir luchando como ejemplo para todos . Un Bs.

    Me gusta

  10. Chata Rodríguez-Parets dijo:

    Espero que tengas una feliz entrada de año y un 2017 fantastico después de tu lucha,sé por experiencia, desgraciadamente ,por lo que has pasado.Besos Alejandra .

    Me gusta

  11. begoña dijo:

    Que decirte PRINCESA,q fue un placer q tu camino y el mio se cruzarán ,con estos peques nuestros q nos dieron guerra pero q son nuestra lección de vida .PRINCESA:recuerda los a ellos los tenemos vivos y sanos,ese es tu reflejo luchando y para adelante porque los demás te estamos empujando,Lo notas?son empujones de amor y cariño,no mires nunca para atrás, pero ten por seguro q seguiremos ahí empujando q tu aliento es el mio ,y q si pudiera darte mi aire te lo daría. PRINCESA LUCHA Y NO TE RINDAS.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s