SI MUERES UN POCO ES PORQUE ESTÁS VIVO

Estos días de silencio me han dado el tiempo suficiente para reflexionar mucho. Mi falta de vida y mi dolor me hacen sentir más fuerte de lo que pensaba.

Estaba convencida de que al tumbarme y solo querer dormir y olvidar me haría perder la ilusión de luchar y seguir; mira por donde resulta que tengo más ganas de vivir que nunca.

Como os decía he pensado mucho -más que pensar he sentido- y cuando te concentras con esa profundidad tus pensamientos se convierten en realidades. Las notas cerca, son las que te hacen saber y ver que luchas cada día y a cada momento para vivir. Es el deseo innato de estar vivo e intentar no pensar en aquello que sentiste cuando moriste. Te aferras a la vida como una hoja se resiste a caer del árbol en otoño. Caerá, pero no en la primavera recién aparecida a la luz del sol y las estrellas.

Eso es lo que me ha hecho reflexionar. Muchos, con miedo y palabras entrecortadas, me habéis preguntado por mis dos muertes. No tengáis pudor, que no os dé apuro preguntar. Lo entiendo; yo también lo haría.

Sí, da miedo. Es curioso porque los que me quieren no se atreven a preguntar. Te corta el miedo. Saben que soy sincera, que no les voy a engañar.

¿Sabéis una cosa? Las dos veces que he muerto he sentido paz, paz conmigo misma, paz con lo que me rodeaba, paz de dejar aquí lo mejor de mí y paz por saber que me iba, pero no a un mal lugar. Estaros tranquilos. He creído siempre más bien poco y a raíz de mi enfermedad los planteamientos son muy difíciles. Es una permanente duda llena de interrogantes. ¿Por qué?, ¿para qué?

Sigo viva, sigo luchando y eso haré hasta el final. La vida me ha dado la oportunidad de quedarme y pienso vivirla hasta el último suspiro.

A día de hoy he terminado mis treinta sesiones de radio y llevo siete de quimio.

Mi cuerpo está hecho polvo. Siempre digo que para vencer al cáncer hay que morir un poco…y pienso hacerlo; morir lo que haga falta para así luego vivir hasta el final.

Todas las mañanas cuando voy al hospital voy observando por la ventanilla del coche la vida que nos rodea. Estamos en una época preciosa. Rompe la naturaleza de manera escandalosa. Pájaros en vuelo, brotes en los árboles, las golondrinas y vencejos llegando. La vida que se renueva después del letargo. Nunca ha estado muerta del todo. Porque todo nace y muere. Pero debería hacerlo cada uno en su momento. ¿Quién sabe cuál es su momento? Bajo tierra la actividad ha sido solo de recogimiento, como si las plantas hubiesen estado meditando. Al fin deciden salir y lo hacen mostrando toda su belleza.

Muchas preguntas y solo una respuesta. Vivir, vivir y vivir. Al menos no quiero ser un árbol frustrado en su nacimiento. El riego y el abono te lo dan los que te rodean. Por ahora creo que la felicidad consiste en intentar florecer sea como sea y dar fruto abundante. Eso solo se hace rodeándote de amor y devoción por tu familia y con todos los que te rodean De eso os aseguro que voy sobrada. Por ello os doy las gracias. Voy de vuestra mano.

Alejandra Dávila López

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a SI MUERES UN POCO ES PORQUE ESTÁS VIVO

  1. Silvia Bailon dijo:

    Y después de leer esto, que te digo yo ahora??????
    Eres admirable, sí Jana , te admiro profundamente, por tu lucha, por tu fuerza, por tu coraje, por todo lo que transmites, por hablar sin filtros, por mucho más!!!!
    Sigue luchando así que y tienes otra batalla ganada!!!!

    Me gusta

  2. Emi Solis dijo:

    Hola Jana, buenas. No nos conocemos, conozco a tu hermana María.
    Solo quería darte las gracias por compartir todo eso que sientes y que nos abre una ventana hacia la fortaleza. Yo estoy afectada por el miedo, será la consciencia de que la salud puede llegar a ser un suspiro. Leerte nos hace pensar que siempre quedan reservas, que merece la pena vivir y morir un poco pero con la dignidad del valiente. Y tú lo eres Jana. Aún sin conocerte te envío un abrazo enorme. Seguro que tienes la sonrisa infinita de tu hermana. Seguro.

    Me gusta

  3. Cecilia dijo:

    Cuánto me alegra tu artículo de hoy Jana!! Hemos estado un poco preocupados últimamente pero has vuelto con fuerzas renovadas, eres increíble!!😘😘😘

    Me gusta

  4. rosario1978 dijo:

    Oleeee!!!! Esto ya empieza a ser otra cosa!!!! Esa es mi Jana la persona que estando hundida nos levanta el animo a todos……siendo como eres como no te vamos a querer!!!!!.

    Me gusta

  5. Maria dijo:

    Mi querida Alejandra, sin intentar comparar porque las comparaciones son odiosas y la SALUD nada tiene que ver con el resto todos morimos un poco cada día con los problemas personales y laborales edema esta vida. Pero si uno lo afronta con fe esperanza caridad valentía y honestidad en esa lucha uno revive y recupera fuerza Omo el ave fénix para seguir luchando. ESO ES LO IMPORTANTE seguir luchando y sentirse acompañado y querido. Aquí estamos querida prima! TE QUEREMOS Y ESTAMOS CONTIGO!!! Bsßsssssss

    Me gusta

  6. Asunción Zamarron dijo:

    Querida Jana, con alegría y gran interés he leído tu parte de guerra. Eres una corresponsal muy buena, nos describes todos los avatares de esta lucha con las palabras justas y precisas, y una fe inquebrantable en la victoria. Aunque alejada de ti espacialmente siénteme cercana en espíritu y en el ferviente deseo de que acabe ya este duro tratamiento.
    Con mucho cariño

    Me gusta

  7. Marga dijo:

    Cómo me alegra volver a leer tus crónicas! Esto va para delante! Veo.en la foto a tu querida madre, siempre ahí, qué bien tenerla cerca, sujetándote! Un beso enorme a.las.dos

    Me gusta

  8. Chevi dijo:

    … sigue luchando, maja, que tú testimonio es fuente de vida, y pauta de conducta para muchos, en tu parroquia pedimos por ti cada vez que tenemos oportunidad, y muchos besos de tu vecino
    del quinto…

    😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘

    Me gusta

  9. FENIX837#Red dijo:

    Leerte da ánimos , eres todo un ejemplo de lucha.
    A mi me cuesta mucho sobrellevarlo y cada día cuando despierto, digo gracias Dios mio por otro día más,.
    En dos años, cáncer de pulmón y una recidiva.
    Por si la quimioterapia y la radio no me bahía dejado bastante flojo, he tenido tres perironotis y en la revisión me vuelve a salir actividad aceros en el pulmón
    Solo me me matienen la fe y la ilusión por vivir y curarme para poder cuidar a mi esposa, ella lleva 6 años luchando con el Her-2+ de mama.
    Cuidate y vive.Un abraźo

    Me gusta

  10. Amalia Silveira dijo:

    Hola Jana, nos vimos solo una vez, en casa de tus padres hace poco más de un mes, un domingo por la mañana. Yo había ido a Nunca Jamás a un taller de Ho’oponopono y María, tu hermana nos llevó a Estrella y a mí junto a tí. Me encontré algo que no esperaba dadas las circunstancias, una hermosa cara con una sonrisa maravillosa, desayunando chocolate con churros. Yo que había ido al taller buscando solucionar en mí cuestiones que me agobian y me traen de cabeza últimamente, sentí vergüenza ante una mujer que demuestra una valentía increíble ante un problema de salud muy serio, al que ha plantado cara. Me regalaste un colgante del árbol de la vida, me lo colgué al cuello aquel domingo y ya no me lo he vuelto a quitar solo en la ducha y cuando me voy a dormir. Llevarlo y tocarlo me hace tenerte en mi pensamiento y pensar que tenemos que luchar ante la adversidad sea cual sea. Y cuando me visto a la mañana y vuelve a mi cuello, lo sujeto entre mis manos y voy bajando en el ascensor, cierro los ojos y veo tu maravillosa sonrisa y me das ánimos para afrontar mi día, que últimamente no es fácil, pero desde luego el tuyo menos fácil que el mío. Y pido que Dios, el Universo te dé toda la energía que necesites para superar lo que te ha tocado vivir y salgas airosa de esta dura experiencia.
    Solo nos hemos visto una vez, pero tengo tu rostro y tu sonrisa grabadas en mi mente. Son palabras sinceras y tú dirás pero palabras al fin, es lo que tengo a través de la distancia, palabras sinceras, que salen de mi corazón. Quería que supieses que el Ho’oponopono y tú en esa ida a Valdemoro han marcado un punto de inflexión, solo te vi una vez pero me has dado una gran lección. Que Dios te bendiga, te dé fuerza suficiente y te lleve de su mano en este transitar tuyo y salgas airosa de él. Todo mi afecto, un abrazo inmenso desde Galicia con toda la energía que soy capaz y un deseo volverte a ver, porque eres una mujer admirable. GRACIAS❤️❤️❤️

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s